Blogia
sopotocientos

En Castelldefels

Este mar no es el mío:
sus aguas, aunque tibias,
no tienen el mismo color
azul cristalino.
Esta playa no tiene cocoteros
ni uvas de mar, su arena
no ofrece ningún consuelo al visitante
que quiera guarecerse de la furia del sol.
Este mar no es el de mi niñez.
Me faltan los vendedores de empanadas,
niños como yo, recorriendo la playa
con cavas de anime blanco,
ofreciendo de queso o carne las delicias
que sus madres se habían levantado a preparar
antes de que cantaran los gallos.
Esta playa no es la misma por la que solía correr de niña,
pero yo tampoco soy aquella niña.

Un ser humano tiene muchas patrias.
Hoy mi patria es mi vientre:
me llevo a mí misma en las entrañas,
en una gestación eterna.
Es por eso
que aunque este mar no sea mi mar,
también puedo sentirlo mío,
tan mío como esta patria portátil
que arrastro conmigo, sin proponérmelo.

(R)2003
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

carla -

Hola, te encontré por casualidad, buscando info sobre sopotocientos! Yo sigo en Caracas, pero me emocionó lo que escribiste diciendo que es mar no es el tuyo. Te deseo todo lo mejor.

jaidin -

Impresionante ese poema!!! me llegó a las entrañas! A veces una piensa que es la unica persona en el mundo que fuera de su tierra piensa estas cosas, que vanidad!!! gracias por hacerme ver que no soy la única y llenarme de sencillez!

Mariano -

Mi vida, me encanto este poema y haber estado ahi contigo. Todos llevamos nuestra "patria portatil", que es el lugar donde nacimos, pero tambie el lugar donde vivimos. Gracias por ser tu mi patria y mi bandera. Te amo.

Miguel -

Me siento muy identificado con este post, yo tengo un año y medio viviendo en Holanda y siento algo parecido a lo que describes aquí, bienvenida y mucha suerte.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres