Blogia
sopotocientos

Coaching para escritores

Es increíble la cantidad de obstáculos que un aspirante a escritor, o un escritor establecido, tienen que superar día a día para afrontar el reto de la página en blanco. Desde la falta de motivación a la incertidumbre, los miedos, los bloqueos, no saber cómo proceder, sin mencionar la cantidad de veces que la vida real conspira y se entromete y le roba tiempo a la escritura: el trabajo, la familia, las preocupaciones diarias, la ropa sucia, en fin. Hay que ser bastante terco para seguir empeñado en escribir. Hay que ser bastante obstinado para aparecerse frente a la pantalla de la computadora día tras día a pesar de la falta de fe de los demás ("¿otra vez perdiendo el tiempo?") y sobre todo de uno mismo ("yo aquí escribiendo un cuento que puede que resulte muy malo cuando podría estar ganándome la vida y siendo una persona responsable"). Los talleres de escritura ayudan (a veces) a mejorar la técnica, pero es poco lo que pueden hacer para ayudar al escritor a superar esos otros obtáculos, de los que el principal y más peligroso es el escritor mismo. Es aquí donde entra el coaching. Un coach te guía desde la gestación de tu obra hasta el proceso de venderla, sin necesariamente leer lo que escribes porque no es ese el punto. El punto es entrenarte para superar esos otros obstáculos que se interponen entre ti y tu libro.

Creo que lo más importante de todo, el punto de partida, es darle importancia a la escritura y ponerla siempre en primer lugar, porque es la forma que el escritor ha elegido para darle sentido a su vida. Se puede caer el mundo, pero uno está allí, frente a la página, día tras día. Y todo lo demás puede esperar. Es la única forma, créanme. Son tantas las cosas que pueden parecer "más urgentes", pero ¿qué es más urgente que vivir una vida con sentido? Escribir no es la única respuesta, pero si es la que has elegido, o la que te ha elegido a ti (a veces también pasa), que nada ni nadie se interponga en tu camino. Lo demás se aprende solo. Nadie ha dicho que sea fácil, pero yo creo que la satisfacción de crear mundos de la nada no tiene precio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Mercedes -

Interesante... desde hace un años, incluyo en mi programa de talleres de escritura el Coaching Literario...

Bru -

Hola, hasta hace poco estoy explorando este mundo formalmente, pero ya me considero escritora (aunque muchos otros no lo consideran así).
Lo que dices me llegó en el momento adecuado. Muchísimas gracias y suerte con tu novela.

huguito -

tenía tiempo sin pasar por aca, pero ya de vuelta y con relación a tu post, nunca está demás el descanso, sobre todo para quienes nos empeñamos y deseamos escribir cada día más.

Ahora bien, la escritura, la inspiración y el manejo desproporcionado de emociones son quizas un requisito casi cotidiano practicamente periódico para escribir, estamos envuelto en realidades y aunque los escritos sean acidos, historicos, poeticos, literarios y hasta fantasiosos siempre reflejan un poco lo que pensamos y sentimos en ese momento.

Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres