Blogia
sopotocientos

Los minicuentos del dictador: y 3

Los minicuentos del dictador: y 3

—Espejito espejito, ¿hay alguien en todo el mundo que sea más arrecho que yo?

El espejo le devolvió al dictador su propia imagen engalanada, y repitió las mismas palabras de todos los días:

—No, mi Comandante. No hay nadie en todo el mundo que sea más arrecho que usted, se lo aseguro.

—Ya lo sabía —murmuraba el dictador, se acomodaba la corbata y se iba a pelearse con el enemigo de turno.

El espejo esperaba a escuchar el portazo y luego reía, reía, reía a carcajadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Mil Orillas -

Hey, Vivs!

Merry Christmas!

xxoo

Mariale divagando -

Hola! Primera vez por acá.

El espejo se le rompió en la cara!

waiting -

Sí, ese espejo que se romperá ante sus ojos para su mala suerte. Besos.

Mil Orillas -

Es lo que tienen los espejos...

que son crueles y burlones..

besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres