Blogia
sopotocientos

Trilogía del Deseo, de Francisco Garzón Céspedes

No se me ocurre mejor regalo navideño que estos textos brillantes de Francisco Garzón Céspedes. Felices fiestas a todos.


ELLA CAE SOBRE LA LLUVIA Y ÉL PERMANECE IMPASIBLE

Ella siente la lluvia como un diluvio de alfileres. La lluvia no cae sobre ella. Es ella quien, cuando salta hacia arriba, cae sobre la lluvia. Querría saltar hacia delante, hacia él que permanece impasible. Ella ha decidido fingir que es irreflexiva, superficial, extrovertida como en cada ocasión en que coinciden. Decidido estar desbordada, jubilosa. Él permanece impasible resguardado de la lluvia. Y ella se jura que él no percibirá cuánto lo desea. Y salta en el sitio. Empapada golpea la lluvia como un raíl de punta que busca diluirse.

ÉL CAE SOBRE LA LLUVIA Y ELLA PERMANECE IMPASIBLE

Él siente la lluvia como un diluvio de alfileres. La lluvia no cae sobre él. Es él quien, cuando salta hacia arriba, cae sobre la lluvia. Querría saltar hacia delante, hacia ella que permanece impasible. Él ha decidido fingir que es irreflexivo, superficial, extrovertido como en cada ocasión en que coinciden. Decidido estar desbordado, jubiloso. Ella permanece impasible resguardada de la lluvia. Y él se jura que ella no percibirá cuánto la desea. Y salta en el sitio. Empapado golpea la lluvia como un raíl de punta que busca diluirse.

ELLA LO OBSERVA Y ÉL SACA EL PECHO

Ella lo observa desde una cierta distancia. Él levanta la cabeza, endereza la espalda, saca el pecho. Y finge no percibirla. Ella piensa: “Un cuerpo del deseo que no es hermoso. Que sólo es el cuerpo del deseo. Ni armónico. Ni radiante. Sólo el no apresado, inexplorado, intocado cuerpo del deseo.” Ella se ve acercándose, pidiéndole una cerilla, rozándolo. Y piensa que el contacto físico puede no significar demasiado si es secreto. Robado al cuerpo del deseo. Al fugaz cuerpo del deseo.” Y ella escupe para no ir hasta él y tocarlo. Escupe delante de todos.

ÉL LA OBSERVA Y ELLA SACA EL PECHO

Él la observa desde una cierta distancia. Ella levanta la cabeza, endereza la espalda, saca el pecho. Y finge no percibirlo. Él piensa: “Un cuerpo del deseo que no es hermoso. Que sólo es el cuerpo del deseo. Ni armónico. Ni radiante. Sólo el no apresado, inexplorado, intocado cuerpo del deseo.” Él se ve acercándose, pidiéndole una cerilla, rozándola. Y piensa que el contacto físico puede no significar demasiado si es secreto. Robado al cuerpo del deseo. Al fugaz cuerpo del deseo.” Y él escupe para no ir hasta ella y tocarla. Escupe delante de todos.

ÉL MUERDE COMO ESCORPIÓN Y ELLA NO LO MIRA

“El deseo es un escorpión”, piensa. Cuando el camarero se va, él introduce un dedo en el café caliente y disuelve el azúcar. La cucharilla, inviolada. Ella entra y hace como que él no está. Se han tropezado mucho. Nunca se saludan. La forma en que ella lo ignora y lo vuelve a ignorar es insultante. Y él la desea cada vez más. Y pareciera condenado a fingir que ella no existe. Él se levanta, muerde como escorpión sobre sí, y deshaciendo la mordida le dice: “Deseo tener sexo contigo”. Dice eligiendo esas palabras. Y ella responde: “Sí.” Y él no puede traducir si significa: “Sí, lo sé.” O: “Sí, vamos.” O: “Sí. ¿Y qué?” Él no lo puede traducir porque ella no lo mira.

ELLA MUERDE COMO ESCORPIÓN Y ÉL NO LA MIRA

“El deseo es un escorpión”, piensa. Cuando el camarero se va, ella introduce un dedo en el café caliente y disuelve el azúcar. La cucharilla, inviolada. Él entra y hace como que ella no está. Se han tropezado mucho. Nunca se saludan. La forma en que él la ignora y la vuelve a ignorar es insultante. Y ella lo desea cada vez más. Y pareciera condenada a fingir que él no existe. Ella se levanta, muerde como escorpión sobre sí, y deshaciendo la mordida le dice: “Deseo tener sexo contigo”. Dice eligiendo esas palabras. Y él responde: “Sí.” Y ella no puede traducir si significa: “Sí, lo sé.” O: “Sí, vamos.” O: “Sí. ¿Y qué?” Ella no lo puede traducir porque él no la mira.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

linus lowell -

No los conocía, y he disfrutado con estos malabares literarios. Gracias por el regalo.

Feliz navidad
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres